sábado, 25 de junio de 2016

SANANDO MIS EMOCIONES


No es tan sencillo lograr una clasificación exhaustiva de las emociones, pero nombraré a algunos de ellos, con el propósito de describir brevemente el impacto que pueden tener nuestras emociones sobre la salud. Todas ellas necesarias y “saludables” aun las que a veces identificamos como negativas. Se vuelven negativas cuando están “fuera de control. Cuando sentimos una emoción, nuestro sistema nervioso libera sustancias “químicas”, son proteínas de cadenas cortas llamadas aminoácidos. Estos aminoácidos llevan un mensaje en código, que “modifican” la polaridad eléctrica de las células, y este cambio se transmite a todo el cuerpo. Son verdaderas “moléculas de emoción” llevando una información para un grupo de órganos encargados de reaccionar y hacernos sentir una emoción. La Dra. Candace Pert neurocientífica, farmacóloga estadounidense, fue la que descubrió este “receptor opioide” así se llama la casilla de correo donde deben caer estos mensajes. Es autora del “Best Seller” “molécula de emoción” descubrió el valor de estos aminoácidos para nuestras emociones, y del “equilibrio” inmunológico de nuestro cuerpo. “su hallazgo” ha contribuido para saber que estas “emociones” alteran la carga eléctrica de las células “modificando” el mundo desde adentro para afuera. Varios hallazgos científicos “sugieren” que las “células inmunológicas” son las que nos protegen del cáncer y de las infecciones; están “literalmente” vigilando cada “pensamiento” cada emoción, y son alterados por nuestro estado de ánimo. Diferentes estudios demuestran que la “depresión” y la “angustia” prolongada, facilitan el terreno para ciertas enfermedades. En el congreso del colegio americano de cardiología del 2016, se presentaron evidencias de que la excesiva tristeza, ha sido responsable en un 85% de inicio de arritmias en el adulto mayor. Los linfocitos, los macrófagos, los monocitos, células que pertenecen al sistema inmunológico, son los encargados de mantener la salud del organismo. Las emociones toxicas contribuyen a que este rol “no” se cumpla adecuadamente, bajando las defensas, de esta forma los virus y otras células malignas aprovechan la situación. 
La mayoría de los psicólogos tratan la mente como si este estuviera separado del cuerpo, y los médicos tratamos al cuerpo como si estuviera desvinculado de la mente y las emociones. Pero el cuerpo y la mente no están separados, no podemos tratar a una persona, sin considerarlos en su conjunto.
NOMBRARÉ 6 CATEGORÍAS BÁSICAS DE EMOCIONES:
MIEDO – SORPRESA – AVERSIÓN – IRA – ALEGRÍA – TRISTEZA

viernes, 24 de junio de 2016

Ave Fénix ¿una vida indestructible?


El Ave Fénix según lo describe el mito, es un enorme pájaro de plumaje rojo anaranjado, semejante a las llamas de fuego; un ser mágico y fabuloso que ha sido retratado en las diversas mitologías. Algunos creen que se trata de una leyenda Hindú, otros más osados lo señalan como el único animal del Edén que ha resistido la tentación, que lo convierte en un ser eterno.
Por las características del ave, uno debe pensar que se trata de una especie exótica, única en el mundo, posiblemente del género de las aves de presa, con un gran parecido al águila, aunque de plumaje más hermoso y pintoresco. Y que según creencia, su cantar es lo más melodioso de la creación. Sin embargo, su prestigio no procede de su cantico, sino de su vida indestructible. El ave Fénix cuando envejece y se acerca el tiempo de su partida, se toma el trabajo de preparar un nuevo nido, y lo hace con fibras de madera muy selecta, maderas nobles y aromáticas.

LIBRO DE RUT CAP 1

1:1-4
Todo el libro de Rut, es un testimonio del cuidado de Dios hacia sus hijos. En este escrito, no vamos a encontrar intervenciones del cielo en forma espectacular, como lo podemos ver en reiteradas ocasiones, principalmente en el trayecto que Israel tuvo que realizar camino a la tierra prometida. Por ejemplo, la división de las aguas en el cruce del mar rojo, franquear el río Jordán por un lecho seco, la milagrosa provisión de agua en pleno desierto saliendo de una roca cual si fuera un manantial, o de muchas otras intervenciones de Dios relatadas en el libro de los Jueces. Pero sin embargo, podríamos observar cómo Dios está y actúa detrás de la normalidad aparente de los acontecimientos cotidianos, velando y controlando los sucesos de la vida, con su maravillosa providencia. Es un relato tierno, de la vida doméstica en un hogar judío. El ir y venir de una familia, con sus aciertos y desaciertos, con el agregado de un relato de amor que inesperadamente surge entre un hombre y una mujer, porque la historia termina con un casamiento, y la venida de los hijos.
Mil años atrás a esta historia, Dios había llamado a Abraham, para fundar con él una nación, un pueblo, que con el tiempo habría de proveer a la humanidad “un Salvador”. Por eso dice la Biblia, “En él (en Abrahán) iban a ser benditas todas las naciones”.
En el libro de Ruth, hemos de poder apreciar, cómo Dios comienza a fundar dentro de esta nación surgida de los lomos de Abrahán, la familia de la cual provendría el Salvador del mundo,

Los primogénitos pertenecen a Dios


Hebreos 12:18-24
En realidad se podría utilizar la expresión PRIMOGENITO, para todo aquel que abre matriz por primera vez, tanto de los humanos como entre de los animales. Pero habitualmente el término se aplica para señalar al hijo mayor de una familia. Cuando es el primer hijo entre las bestias, se lo designa generalmente como primerizo, y se tratara de los primeros frutos, se lo llama primicia. Es de notar que en la Biblia, se utiliza el término no solo para señalar al primer hijo de una familia, sino también para indicar superioridad de alguien en particular, ya sea en tamaño, en rango, fortaleza o dignidad.
En cada hogar donde Dios bendice con hijos, hay un primogénito, porque es el primero que abre matriz. Y en la antigüedad, según el concepto oriental el hijo primogénito crecía con un destino especial. Era empujado a desempeñar un rol de pionero, una especie de líder natural. Se tenía el concepto de que ellos representaban la esperanza futura del linaje, como también la perpetuidad del nombre de la familia.
Según la tradición antigua, "y esto figura en la Biblia" Todos los hijos de la familia debían recibir partes iguales de una herencia, pero en el caso del primogénito, le correspondía una doble la porción.

Seguidores