miércoles, 8 de septiembre de 2010

Tambores del Africa un mensaje indescifrable


La gran mayoría de la familia de los elementos de percusión, se encuentran incluidos dentro de la categoría de instrumentos membranófonos; denominados así porque generan sonidos al ser accionada la membrana a tensión que llevan sujetos. En siglos pasados, en tierras africanas, las tribus primitivas utilizaban no solo como un instrumento rítmico para la danza y la guerra, sino como un irremplazable instrumento de comunicación, con lo cual se podía cubrir distancias insospechadas. Este peculiar sonido de la selva africana, eran verdaderos mensajes que se enviaban unos a otros los nativos pobladores del lugar. Eran auténticos telégrafos de los bosques, que ante la llegada del hombre blanco o alguna otra amenaza se emitían incansablemente.
Alguien que percibiera el sonido y que no fuera nativo, no podría saber si estaban anunciando la llegada de alguien, o eran saludos cotidianos o alguna declaración de guerra entre las tribus. Lo único que se podría asegurar que esos comunicados por ondas sonoras, eran llevados a cabo con alta fidelidad y rapidez, y la nitidez de los mismos dependía de las condiciones climáticas y de la habilidad del que lo percutía. Se calcula que lograban cubrir una distancia entre 20 a 30 kilómetros, punto donde se encontraba un relevo, quien percibía el mensaje y lo volvía a transmitir con el propósito de dar a conocer la novedad hasta el último rincón de la selva. Esas notas altas y bajas, los cambios de ritmos, los golpes secos y arrastrados transmitían palabras, frases enteras, mensajes que para el hombre blanco no tenía ningún significado, porque sencillamente no lo podía descifrar. Toda la ciencia humana ha sido incapaz de interpretar el contenido del mensaje transmitido por aquellos misteriosos tambores del África. Mi amable lector, hay otro mensaje que viene transmitiéndose desde hace más de dos mil años, sus primeros proclamadores lo hicieron con el riesgo de perder sus propias vidas. Hoy ese mensaje se proclama por aire tierra, mar y ha llegado hasta los confines de la tierra. Es el mensaje de la cruz de Cristo. Este no fue un mensaje anunciado en un idioma difícil, tampoco en sonido indescifrable, sino en el sencillo mensaje del amor de Dios, entregando a su propio Hijo en sacrificio por el pecado en una cruenta cruz. Un mensaje único que demanda del que escucha una fe tan pequeña como el grano de mostaza. Sin embargo a pesar de su sencillez, a pesar de haber sido traducido a casi todos los idiomas, a pesar de haberse transmitido por todos los medios de comunicación, el hombre civilizado se ha negado a recibir, porque le parece “una locura”. Por eso el apóstol Pablo cuando escribió su carta dijo: el mensaje de la cruz de Cristo, es locura para los que se pierden, pero para los que tienen la esperanza de ir al cielo, es un mensaje de poder para salvación. Ojala mi amable lector, este mensaje de salvación que se recibe por fe, deje de ser un misterio incomprensible para ti, y se transforme en un mensaje de vida eterna para tu alma. Caminemos este día tomados de la mano de Dios.

Seguidores