sábado, 3 de abril de 2010

Sendas Antiguas (click para ver todo)


Dice el libro de Jeremías. Así ha dicho Dios, paraos en los caminos y mirad, preguntad por las sendas antiguas cual sea el buen camino y andad por él y hallareis descanso para vuestra alma. Me llamó la atención esto que dice en el libro de Jeremías, ¡sendas antiguas! uno podría pensar para qué me sirven hoy día esas sendas antiguas habiendo otras sendas mejores y más modernas, más acorde con este tiempo que vivimos. Pasa que es una práctica casi generalizada esto de desechar las cosas viejas para adoptar las nuevas propuestas que existen, hoy la tecnología es diferente, hoy los resultados se ven rápidamente. Uno piensa en nuestros antepasados y no se explica cómo podían vivir sin comunicarse, el solo pensar en el tiempo que consumía un mensaje enviado por medio de palomas. Hoy por hoy no se puede vivir sin un celular que te comunique en cuestión de segundos a cualquier punto del planeta. Es imposible de pensar que un hombre de negocios busque un medio de transporte tirado a sangre para transportarse, teniendo a su alcance medios sofisticados y veloces para cruzar todo el océano en cuestión de horas. Más que nunca hoy tiene sentido el viejo dicho de “el tiempo es oro”. Si, es así, en el siglo que vivimos el verdugo llamado tiempo no perdona un solo segundo de perdida. Por eso la tendencia natural de la mayoría es el abandonar o desechar las cosas viejas o anticuadas y modernizarse, adoptar lo dinámico y actual. Esa es la realidad en el campo de la comunicación, en el área de transporte, seguridad, informática y en cualquier otra disciplina. Pero debemos reconocer que como existen sistemas que no pueden soportar el correr del tiempo sin ser considerados obsoletos, existen otros campos, otros valores que no se deterioran con el transcurrir de los años, por el contrario, el pasar del tiempo los valoriza mas. Así ocurre con el arte y la música. Un cuadro de óleo de la época renacentista, no por ser de siglos que han pasado, se los podría considerar hoy como obsoleto o anticuado. Las partituras y las composiciones musicales del siglo 18, no pueden ser arrinconados o desechados por su antigüedad. Son joyas de gran valor creadas hace tanto tiempo y que con el correr de los años fueron cotizándose aun mas. Mis amigos en el campo espiritual sucede algo parecido, es verdad que en los últimos años han surgido nuevas religiones, con reglas más modernas, con exigencias más flexibles, con recomendaciones más acorde al siglo actual. Pero carecen del poder para dar la paz al alma porque no poseen el verdadero mensaje de salvación. por eso el pasaje de Jeremías tiene tanto valor en estos tiempos. Dice el profeta en su libro: dice Dios, paraos en los caminos y mirad preguntad por las sendas antiguas cual sea el buen camino y andad por él y hallareis descanso para vuestra alma. Sendas antiguas. Dijo Dios, cielos y tierra pasaran pero mi palabra no pasará. Es verdad que la Biblia es una palabra antigua, porque ha sido dada por Dios a los antiguos, pero de ningún modo es anticuada, porque contiene un mensaje vigente, el mensaje que todo hombre es pecador y necesita volver a Dios. Alguno se podrá preguntar ¿cual es el camino? Jesús el dijo yo soy el camino la verdad y la vida nadie viene al padre sino es por mi, la única senda el único camino que conduce con seguridad al cielo el único sendero que trae paz al alma es Cristo Jesús Caminemos este día tomados de la mano de Dios.

Seguidores